Tratar por segunda vez la hepatitis C con interferón pegilado en monoterapia incrementaría el riesgo de muerte

27.02.2013 18:08

 

Su baja eficacia y sus efectos adversos podrían ser los responsables

Noticia del Día: Francesc Martínez - 25/02/2013

Según una actualización de una revisión sistemática de estudios publicada en The Cochrane Library, las personas con infección crónica por el virus de la hepatitis C (VHC) que no han respondido a un tratamiento basado únicamente en interferón pegilado o que han presentado recurrencia del virus tras obtener respuesta a este tratamiento no se podrían beneficiar de un nuevo ciclo de tratamiento basado en dicha monoterapia, ya que los riesgos superarían a los beneficios.

La hepatitis C afecta a alrededor de 170 millones de personas de todo el mundo. En su fase crónica, la infección va deteriorando el hígado, hecho que puede derivar en complicaciones graves tales como la cirrosishepática o el cáncer de hígado. Por ello, para evitar la progresión, es importante iniciar un ciclo de tratamiento.

Aunque a día de hoy es una estrategia de tratamiento utilizada por muy pocos pacientes, la monoterapia con interferón pegilado estaría indicada en personas que no pueden recibir ni ribavirina ni los nuevos inhibidores de la proteasa del VHC.

Dado que la eficacia de interferón pegilado en monoterapia es notablemente baja, es bastante frecuente que las personas que no pueden recibir ribavirina, telaprevir o boceprevir no alcancen la curación tras un ciclo de tratamiento solo con interferón pegilado, lo que llevaría al médico a plantear la posibilidad del retratamiento.

Para evaluar los beneficios clínicos del retratamiento con interferón pegilado en monoterapia, los autores del presente estudio revisaron los resultados de siete ensayos clínicos que incluyeron a un total de 1.976 personas con hepatitis C que iban a ser tratadas por segunda vez solo con interferón pegilado.

Al incluir los siete estudios en el análisis, no se observan diferencias significativas en términos de mortalidad al comparar el retratamiento con la administración deplacebo. Sin embargo, al seleccionar los dos estudios con -según los investigadores- menor riesgo de sesgo, por motivos tales como no tratarse de ensayos a doble ciegoo no incluir el número de participantes previsto al inicio, los resultados cambiaron. Estos dos estudios incluían a 1.676 de las 1.976 personas de la revisión sistemática.

Al tener en cuenta únicamente los dos estudios con menor riesgo de sesgo, el riesgo de morir fue significativamente superior en el grupo de retratados con interferón pegilado respecto al registrado entre aquellos que recibieron placebo (del 9,4 y el 6,7%; de forma respectiva). El 3,6% de las personas que tomaron interferón pegilado en monoterapia alcanzaron respuesta virológica sostenida (RVS). Esta bajísima tasa de curación, además de los numerosos y potencialmente graves efectos adversos asociados al interferón, son factores que podrían explicar la mayor mortalidad observada en el grupo de retratados.

Los resultados del presente estudio aún limitan más la utilidad de la monoterapia en el contexto de la infección crónica por VHC. De hecho, quedaría relegada a un único ciclo de tratamiento en personas que no pudieran tomar ni ribavirina ni ninguno de los dos inhibidores de laproteasa comercializados en la actualidad.

FuenteThe Cochrane Library.
ReferenciaKoretz, Pleguezuelo M, Arvaniti V, et al.Interferon for interferon nonresponding and relapsing patients with chronic hepatitis C. Cochrane Database Syst Rev. 2013,Issue 1. Art. No.: CD003617.

 

Enlace a Noticia GtT